Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Solicitud de Hone-Hone no mi
Lun 03 Nov 2014, 16:26 por Kaiba

» Umezawa Kondor (Kondoriano)
Sáb 25 Oct 2014, 14:13 por Kondor

» Técnicas de Umezawa Kondor
Sáb 25 Oct 2014, 13:32 por Kondor

» Hone-Hone no Mi
Sáb 25 Oct 2014, 12:48 por Kondor

» Shadowblade
Dom 19 Oct 2014, 21:51 por Shadowblade

» Brazo robótico
Dom 19 Oct 2014, 16:27 por Shadowblade

» Revisión de técnicas de Shadowblade
Dom 19 Oct 2014, 16:16 por Shadowblade

» Revisión de bane-bane no mi
Dom 19 Oct 2014, 12:43 por Sion

» Modelo de solicitud de arma o armadura
Sáb 18 Oct 2014, 15:17 por Kaiba

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros
Crear foro

Ficha de Sentru

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Sentru

Mensaje por Sentru el Dom 14 Oct 2012, 18:04

Nombre: Sentru.

Raza: Humano.

Edad: 25 años.

Ocupación: Alquimista de profesión principal, medico como profesión libre y no dedicada al 100%.

Descripción física: Aspecto robusto, una estatura de 1.80 , peso 75 kg aproximadamente, mandíbula algo ancha y definida, barba poco poblada en el mentón acompañada de un bigote, cabello corto y de color oscuro, piel blanquecina. El cuerpo esta curtido gracias a los entrenamientos intensivos de su mentor y por su dedicación, músculos definidos por un volumen de tamaño medio, más o menos destacable pero no fortachón.

De vestimentas lleva una túnica de lana gruesa color negra con capucha pero sin mangas, guantes de cuero grueso sin dedos y acompañados de unos brazaletes de acero. Debajo de la túnica lleva un jersey de lana negra fina y encima un chaleco de cuero marrón oscuro. Pantalones de cuero grueso color negro y botas negras de cuero curtido con media caña de alto.

Descripción psicológica: Mente despejada, curiosa y con ambiciones. En caso de tener combate directo con un rival su mente suele estar calmada y preparada para defenderse de los ataques.

Cuando se trata de estrategia de combate puede frustrarse si los planes no salen como se habían pensado, pero, por lo general se desenvuelve de algunos casos particulares.

En cuanto a el humor con las personas suele ser amigable pero , como todo el mundo, no se fía totalmente.

Conocimientos: Grandes conocimientos avanzados en la alquimia y herbología. Luego tiene ligeros conocimientos en medicina (vendar, identificar heridas graves para saber su tratamiento y coser heridas no muy extremas).

Como hobby se dedica a examinar los cadáveres de lo que se presenta en su camino para saber de que han muerto y así seguir practicando.

Gracias a lo que su maestro le enseñó en los campos de la alquimia y herbología, se podría decir que puede dar clase o excursiones por los bosques a la gente que busca aprender o aumentar sus conocimientos en dichos campos.

Nivel de poder: 1

Nivel de influencia: 1

Habilidades:
Dominio avanzado de combate con bastones y variantes.

Dominio de las mezclas ingredientes para elaborar pociones u ungüentos curativos, nocivos o con estados alterados (parálisis, ceguera, somnolencia…).

Kokoro-Kokoro no mi: Fruta del alma.

Pertenencias: Brújula, Log Posse, dos saquitos y una mochila de medio tamaño con 4 viales de cristal, una hoz del tamaño de una mano, mortero de madera con su cuenco y un bastón de ébano de 2 metros de largo y un diámetro de 8 cm.

Historia:
Spoiler:
Sentru no tiene recuerdos ni noticias de sus pasado pues lo único que recuerda y que le fuera contado es que vivió en un orfanato desde que era un bebe y no fue recogido por ninguna familia hasta los 10 años y cuando llego al orfanato venia con una carta que ponía “Sentru”.

Hasta alcanzada esa edad se dedicaba a ir a la pequeña biblioteca del orfanato para aprender sobre la variedad de especies de plantas y hongos que había en el mundo, aunque no llego a entender muy bien algunas especies, estaba fascinado por lo que leía; la otra parte del tiempo iba al bosque de los alrededores para identificar las pocas especies que podía haber.
No solía estar jugando pero si le gustaba hacer ejercicio, como ir corriendo al bosque y volver en un tiempo que se proponía, siempre comía ligero, no quería atiborrarse… En definitiva se cuidaba para ser ágil y algo fuerte comparado con los otros huérfanos.

Una vez alcanzado los 10 años, vino un señor de aspecto formidable y a la vez sabio, tenía el pelo canoso y largo hasta los hombros, media unos 190 cm y parecía ser un tipo con clase y nada debilucho, este señor se quedo hablando con los dueños del orfanato y le acompañaron a ver a los muchachos, cuando llego a la biblioteca y vio a Sentru sentado en una silla junto con un libro se quedo fascinado puesto que el resto estaba en la calle jugando o dentro echándose la siesta, pero Sentru no, y eso le marco al señor, así que lo adopto.

Sentru no sentía mucha emoción por irse puesto que no le conocía y ademas estaba siempre intentando averiguar porque estaba en ese orfanato sin saber nada de su verdadera familia.
Nada más llegar a su nueva casa el señor se acercó y se puso a la altura de Sentru doblando una rodilla y diciéndole: - Se que no me querrás como un padre, pero si podrás aprender de mi como tu mentor y entrenador – Le cogió la mano y le fue enseñando la casa, no era pequeña, tenía dos pisos, unas 7 habitaciones, en las que se pueden destacar un dojo de entrenamiento, una sala de estudios y un laboratorio, Sentru estaba con los ojos como platos al entrar en cada una de esas habitaciones.

Cuando se reunieron para cenar por primera vez su maestro le dijo que podía hacer lo que quisiera o recibir sus lecciones tanto en el campo del combate como en el de los estudios, así que Sentru ya fue cogiendo más confianza y le dijo: - ¿Podéis enseñarme alquimia y todo lo necesario sobre plantas y hongos? – Su mentor sonrió y le dijo que sin duda alguna le enseñaría.
Los primeros meses fueron duros en el dojo para Sentru pero poco a poco fue cogiendo el ritmo que su maestro le pedía, la primeras lecciones fueron de defensa personal (llaves, bloqueos, esquives, barridos…) pero no con las manos si no con una bastón, el denominado Bo, no se apañaba muy bien pero le interesaba mejorar y ponerse un reto todos los días de entrenamiento, un bastón más pesado, más corto…
Y en cuanto a los estudios siempre estaba las noches en vela estudiando todo lo nuevo que le enseño su maestro porque siempre al dia siguiente lo tenía que llevar a la práctica, elegir los ingredientes correctos, hacerlo en el menor tiempo posible, etc.

A lo largo de los años, cuando Sentru alcanzo los 18 años de edad se fue de expediciones con su maestro a cuevas, bosques, montañas nevadas y playas para poder poner en práctica tanto el combate con los salvajes como lo estudiado para detectar las especies nocivas y curativas.

La isla donde vivía no estaba repleta de habitantes pero había sus pueblos pequeños de comerciantes y pescadores donde Sentru hacia sus migas y enseñaba a los chavales lo que le enseño su maestro y les he iba con ellos a los bosques para que vieran con sus ojos lo que estudiaron, dichas amistades le ayudaron para tener siempre a disposición algún barco pesquero para ir a otra isla cercana el solo y ponerse a prueba sin que su maestro lo vigile o le defienda en caso de que este en apuros, Sentru siempre buscaba el más allá, una dificultad mayor para saber si llegó a su límite.
A los 23 años Sentru se fue en un barco pesquero junto con otro pescador para ir a un pantano situada a varios km de su hogar, cuando llegó le dijo al pescador que volviera en 5 días, Sentru solo llevo una mochila con los instrumentos para hacer mezclas y algunas provisiones para aguantar 2 días. En su tiempo en el pantano descubrió una ruinas donde se hallaban viejos pergaminos, de los cuales examino todos y cada uno de ellos, y llego a comprender una especie de supuesta “magia” que reside en una fruta, dicha fruta le confiere al que lo coma unos poderes sobrenaturales, pero a cambio de un coste.
Sentru se paso la mitad de los días en esas ruinas leyendo una fruta muy interesante, se llamaba Kokoro-Kokoro no mi que concedía a su dueño un poder sobre los muertos y sus partes, es decir, los huesos, la descomposición …

No había mucha información pero decía que la fruta se podía encontrar por el pantano, entonces Sentru se aventuró mas por el pantano para intentar hallar el fruto tan curioso que había leído en los pergaminos.
Cuando solo quedaba 1 noche para que viniera el pescador, Sentru se rindió y dejo de buscar más, estuvo por todas las ciénagas, cuevas, bosques y riachuelos buscando pero no dio con la fruta, así que paso el poco tiempo en las ruinas alrededor de un fuego, se tumbo mirando hacia el techo y en una estantería había una caja muy bien cuidada para estar en una casa en ruinas, dio un salto y saco la caja de la estantería y echo un vistazo al interior, donde se encontraba una especie de pera de color gris con dos hoyos pequeños hundidos y de color negro rojizo, viendo que no tenía nada que perder si era justo la fruta que había leído o simplemente una pera podrida. Antes de comérsela preparo una infusión con unos hongos de la zona que aliviaban el dolor de tripa o en caso de ser una comida venenosa ralentizar su efecto para poder ir a un médico especializado.

Una vez terminó la infusión, agarró la fruta, cerró los ojos y la mordió, tenía un sabor amargo pero cuando lo tragaba sentía un frescor interno como si le despejara por dentro… Una vez se terminó la fruta se fue a dormir y mañana ya vería si seguía siendo él.

Cuando despertó se miro las manos y tenían un color más pálido de lo normal y además no se desveló en medio de la noche por el frío como ocurrió los anteriores días, en definitiva, Sentru recogió sus cosas y se dirigió a la playa donde debería estar el pescador.

Una vez llegado a casa, su mentor le miró de arriba abajo con curiosidad, Sentru saludó y se fue a su habitación a dejar las cosas, practicar en el dojo con los monigotes y luego darse un baño e ir a cenar con su mentor para explicarle lo que ha pasado en el pantano.

Cuando terminó de explicarle todo, su maestro le hablo más sobre las frutas del demonio y que a lo mejor la que se comió sí que era del diablo pero aun no sabe qué puede hacer. Una vez se fueron a sus habitaciones, Sentru no paraba de darle vueltas a lo que podría hacer o dejar de hacer gracias a la fruta.
Pasaron 2 años y durante ese periodo de tiempo Sentru fue entendiendo la fruta, podía revivir muertos durante un tiempo limitado y no muy extenso, además descubrió que no podía tener más de dos y por ahora solo cosas pequeñas ya que no lo probó con humanos.

Así que después de todo el tiempo junto con su maestro, los libros y el poder de la fruta, Sentru anhelaba irse a ver cómo evolucionaba su poder y con ello necesitaba partir de su hogar y visitar más que dos o tres islas cercanas, su maestro le despidió haciéndole que luchará en una última batalla de maestro discípulo hasta el cansancio, entonces podía irse tranquilo que su maestro estaría orgulloso. La pelea fue en el dojo, dos bastones en el medio, una reverencia mutua y empezó la lucha. La pelea duró una tarde en la que los dos acabaron agotados, uno por la edad y el otro por la falta de poder contra su maestro, pero agotados al fin y al cabo, llegaron a sus límites. Su mentor le dijo que era un gran luchador y que llegaría lejos si se lo propone. Se levanto del dojo y abrió un cofre con una caja, en la caja había una brújula, un Log Posse y una hoz, se las ofreció no solo por ser su discípulo, si no por ser casi como su hijo durante esos 15 años que han pasado juntos, pero no solo le dio eso, fue al armario de los Bo’s y le tendió con las 2 manos un bastón de ébano, un material muy resistente a los temporales y a las batallas largas, se dice que el ébano podía resistir varios golpes de espada debido a su composición. El bastón tenía franjas, como si fueran venas en un brazo de una persona, de color rojo oscuro, le daba un toque único y a Sentru le encantaba el bastón, se prometió que lo cuidaría como su propia vida.
En cuanto se baño, hizo la maleta y se vistió acorde a los antiguos monjes alquimistas, por lo menos en la túnica con capucha, se despidió al ocaso de su mentor y sus amigos de los pueblos cercanos y se subió a un barco rumbo a su próximo destino.

Dinero: 35.000 Berries.
avatar
Sentru

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 23/09/2011

Ficha de personaje
PS:
/  (/)
PE:
/  (/)
Atributos:
AtributosAtributoNivelAtributoNivel
1
2

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Sentru

Mensaje por Lord Karrigan el Lun 15 Oct 2012, 19:28

Ficha aceptada ^^

Lord Karrigan
Admin

Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 06/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.