Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Solicitud de Hone-Hone no mi
Lun 03 Nov 2014, 16:26 por Kaiba

» Umezawa Kondor (Kondoriano)
Sáb 25 Oct 2014, 14:13 por Kondor

» Técnicas de Umezawa Kondor
Sáb 25 Oct 2014, 13:32 por Kondor

» Hone-Hone no Mi
Sáb 25 Oct 2014, 12:48 por Kondor

» Shadowblade
Dom 19 Oct 2014, 21:51 por Shadowblade

» Brazo robótico
Dom 19 Oct 2014, 16:27 por Shadowblade

» Revisión de técnicas de Shadowblade
Dom 19 Oct 2014, 16:16 por Shadowblade

» Revisión de bane-bane no mi
Dom 19 Oct 2014, 12:43 por Sion

» Modelo de solicitud de arma o armadura
Sáb 18 Oct 2014, 15:17 por Kaiba

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros
Crear foro

Philip Butler

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Philip Butler

Mensaje por Invitado el Mar 11 Sep 2012, 20:21

Nombre: Philip Butler.

Raza: Humano.

Edad: 19 años.

Ocupación: Shichibukai.

Descripción física:
Mide 1’70 y pesa 60 KG. Pelirrojo de pelo corto, ojos rasgos azules como el mar que trasmiten vida. Su peinado es un tanto curioso, pues aunque es corto, el flequillo de divide en distintos mechones fijos que miran hacia la izquierda, desafiando cualquier norma gravitatoria. Suele vestir con un conjunto semi-militar de estilo más bien alemán. Siempre lleva una gorra con el y guantes blancos, conjuntando con botas marrones. Tiene un aspecto aniñado y una voz bastante fina para ser un varón, aparte de que sus movimientos siempre suelen ser bastante dramáticos.

Descripción Psicológica:
La mejor manera para describir a Philip Butler, seria el lobo con la piel de cordero.
A primera vista este, se comporta como alguien despreocupado e incluso infantil. Suele sonreír siempre de manera afable y le gusta bromear. Le gusta coleccionar peluches y hacer el vago cuando puede. Sin embargo, es un ser sin ética ni moral, pues que actúa siguiendo sus propios esquemas. No dudara ni un segundo en eliminar a alguien o torturarlo si esto puede ayudarle en su cometido, y lo peor es que no sentirá ni el mas mínimo remordimiento por dichos actos. Mas que una persona fría, se podría considerar un ser amoral, ya que tiene una visión del mundo como si fuera un juego, y el fuera uno de los jugadores. Nunca se le ve serio y siempre esta sonriendo y tomándose las cosas con gran tranquilidad.


Conocimientos:
Sabe cocinar a un nivel bastante aceptable.
Tiene un gran conocimiento en cuanto a juguetes y sobretodo peluches.
Tiene unos básicos conocimientos de navegación.

Nivel de poder: 3

Nivel de Influencia: 3

Habilidades:

Noro Noro No Mi (Lento Lento).

Gran habilidad con el látigo.

Gran habilidad con las pistolas.

Pertenecías:

Una importante colección de peluches.
Un látigo óptico.

Dos pistolas.

Un collar con un diamante cortado de una manera determinada para que pueda reflejar las emanaciones de partículas de luz.

Caramelos y demás dulces.



Historia:
Philip nació en la isla Kuraigana del archipiélago Sabaody en la Grand Line. Desde su nacimiento ya se vio rodeado de miseria pobreza, puesto que el reino de Shikkearu estaba en declive.
Sus padres murieron cuando el tenia pocos años, pero no es algo que le afectara mucho, de niño siempre fue bastante apático, solo se interesaba por sobrevivir y nunca pareció influir en el entorno donde vivía.
A sus 12 años y viendo la miseria que el reino sufría decidió embarcarse en una tripulación pirata que mas de una vez había pasado por la isla. Se embarco en la tripulación de las Gambas Doradas, una tripulación que constaba de unos quince hombres contando su capitán. Esa tripulación no se diferenciaba mucho de las típicas tripulaciones piratas, puesto que estos malvivían como podían y siempre trataban de asaltar algún que otro barco.
Debido a su poca edad, Philip empezó como friega cubiertas y limpia retretes. El trabajo en si no le molestaba pero el que si le molestaba era la actitud de sus compañeros, puesto que le trataban peor que a un perro y nunca le respetaban, para ellos solo era el friega cubiertas, alguien inferior a ellos, y esa impresión le desagradaba sobre manera. El único amigo que tenia era su peluche con forma de conejo que antaño su madre le había regalado, lo llamaba Bunny y siempre hablaba con el de sus problemas y sus inquietudes. Sus compañeros lo llamaban “raro” porque siempre sonreía, pasara lo que pasara, como si la vida de pirata fuese lo mas normal del mundo.
Un día consiguieron asaltar un barco de pasajeros bastante ricos, y este fue saqueado sin ningún tipo de piedad, consiguiendo un botín bastante importante.
Los piratas estaban muy contentos debido a esa oportunidad que se les había presentado, se habían encargado de llevarse a todas las mujeres del barco, unas dos o tres, para que les entretuvieran durante su celebración. Aunque eso mas que una celebración, parecía una bacanal desenfrenada de perversión y maldad, pero pese a todo, Philip seguía con su trabajo. El sabia que no era bienvenido a la celebración, puesto que el solo era como el “sirviente”, posiblemente no era ni considerado un miembro oficial de la tripulación. Esa noche se quedarían sin cenar, cosa que le desagrado bastante, y trato de solucionar, mientras los piratas hacían cola para violar a las mujeres que habían capturado.
Philip bajo a la bodega, en busca de algo que pudiese llevarse a la boca, pero no encontró nada puesto que todo lo comestible se lo habían subido los piratas para montarse su festín. Estuvo buscando y buscando, hasta que aprovecho para acercarse al botín recién adquirido.
Joyas, cuadros, figuritas, había de todo, por lo visto ese barco era de gente bastante adinerada, pero nada para comer. Ya cansado decidió abrir una pequeña caja con incrustaciones dorada, y dentro encontró lo que parecía una extraña fruta con extravagantes colores. Nunca había visto nada igual, el aspecto de la fruta era verdaderamente exótico, y el tenia mucha hambre.
No se lo pensó dos veces y agarro la fruta dándole enorme bocado. Era horrible…no era peor que eso, era como tragarse veneno en puro estado, debido al desagradable gusto que había inundado sus papilas gustativas no pudo evitar toser aunque ya se había tragado los fragmentos de fruta los cuales se había llevado a la boca.
Dejo la fruta en su lugar, nunca había probado nada tan horrible, hasta el jabón sabría mejor que esa maldita fruta, pero el seguía hambriento, así que trato de comer unos bocados mas, sabia a rayos, sino fuera por el hambre que tenia, no estarían comiéndosela.
Finalmente dejo la fruta y fue al camarote donde solían dormir todos los piratas menos el capitán.
Se durmió junto con Bunny, esperado el nuevo día que estaba por venir. Lo que el no sabía, era lo mucho que iba a cambiar su existencia debido al haber ingerido parte de la fruta.
Al día siguiente siguió con sus tareas, pero no tardo mucho en darse cuenta de que algo había cambiado con el, y de la nueva habilidad que había desarrollado.
Pasaron los días, y el fue descubriendo y practicando secretamente dicha habilidad, hasta conseguir dominarla de manera decente.
Y finalmente tomo una determinación, que culminaría en la noche de ese día.
Lo estuvo hablando con Bunny, preguntándole si el estaba de acuerdo en iniciar su juego, y este también quiso jugar.
Esa noche fue a la cocina discretamente y agarro uno de los enormes cuchillos que usaban para cortar el pez, hecho eso se fue a donde dormían todos sus compañeros y empezó el juego.
Por supuesto sus compañeros trataron de defenderse, pero el hecho los hubiera cogido con la guardia baja y el poder de este, hizo imposible que consiguieran derrotarle, por lo que terminaron todos muertos en el suelo.
El capitán de la tripulación, extrañado por los gritos y fuertes ruidos en el camarote de s piratas, para encontrarse con esa horrible barbarie. Asustado pregunto inquisitivamente al chico que había pasado, aunque la respuesta era cara
El chico agarro su conejito y lo puso a la altura de su cabeza, hablando entonces una voz muy infantil.

- Los hemos matados a todos, y ahora tu serás el siguiente! - dijo una un tono jovial.

Esa declaración helo la sangre del capitán, que no dudo ni un momento en sacar su pistola y disparar al chico, pero fue demasiado lento. Puesto que antes de que la balara saliera del cañón, Philip ya había usado su poder, esquivando el tiro y hundiendo en su prominente barriga el cuchillo de carnicero.
Ahora estaban todos muertos, y solo el quedaba en el barco, el y Bunny por supuesto.
Así que decidió seguir su aventura pirata el solo, en el buque que antes había pertenecido a sus compañeros.
Pasaron los años y fue sobreviviendo y mejorando tanto su maestría con armas como el uso de su poder, convirtiéndole en un adversario realmente temible.
Y finalmente llego el día. El día en que se topo con una flota de la Marine, la cual le mostró claras intenciones hostiles. Le tomo su tiempo, pero término eliminando toda la flota.
Ese gesto de tal brutalidad terminaría llamando la atención de la Marineford, el almirante de esta, finalmente se pondría en contacto con Philip y le ofrecería la oportunidad de convertirse en uno de los perros del gobierno. La idea no es que le convenciera, pero incluso el sabia que su poder tenia un limite por lo que oponerse directamente al a la Marine no le traería nada bueno, así que finalmente decidió aceptar.
En su posición de Sichibukai pronto demostró ser digno de dicho puesto, y entonces decidió seguir su aventura al lado de la Marina. A fin de cuentas, todo era un juego ¿No?




Dinero: 500.000






Última edición por Philip Butler el Jue 13 Sep 2012, 15:00, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Philip Butler

Mensaje por Lord Karrigan el Mar 11 Sep 2012, 21:11

Ficha aceptada

Lord Karrigan
Admin

Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 06/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.