Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Solicitud de Hone-Hone no mi
Lun 03 Nov 2014, 16:26 por Kaiba

» Umezawa Kondor (Kondoriano)
Sáb 25 Oct 2014, 14:13 por Kondor

» Técnicas de Umezawa Kondor
Sáb 25 Oct 2014, 13:32 por Kondor

» Hone-Hone no Mi
Sáb 25 Oct 2014, 12:48 por Kondor

» Shadowblade
Dom 19 Oct 2014, 21:51 por Shadowblade

» Brazo robótico
Dom 19 Oct 2014, 16:27 por Shadowblade

» Revisión de técnicas de Shadowblade
Dom 19 Oct 2014, 16:16 por Shadowblade

» Revisión de bane-bane no mi
Dom 19 Oct 2014, 12:43 por Sion

» Modelo de solicitud de arma o armadura
Sáb 18 Oct 2014, 15:17 por Kaiba

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros
Crear foro

Fabio LeChuk

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fabio LeChuk

Mensaje por Fabio LeChuk el Sáb 15 Oct 2011, 14:42

Nombre: Fabio LeChuk
Raza: Humano
Edad: 20
Ocupación: Espadachin

Descripción física: Fabio es un joven de unos 20 años, de 1'78 de altura y unos 74 kg de peso. Posee la musculatura normal de un hombre entrenado en el arte de los samurais, por lo que se desenvuelve bien en cualquier pelea cuando maneja un arma entre las manos. Su pelo, de un extraño color blanco desde nacimiento, le crece hasta la altura de los hombros por ambos lados y por detras de la cabeza y en la parte alta lo tiene de punta. A veces, debido a su poder de belcebú que le convierte en un hombre vela se le enciende una llama en las puntas de su cresta que no le prenden el pelo por completo. Suele vestir con unas bota piratas y un pantalon verde sujeto por un enorme cinturon negro. Lleva tambien una camisa blanca sencilla sobre la que se pone una chaqueta negra robada demasiado elegante para el resto del conjunto. Su ultimo complemente es una katana, propiedad de su abuelo, que fue el que le instruyo en el arte de la espada.

Descrpción psicológica:Hiperactivo, demasiado humor a veces y con ciertos sintomas de locura sobre todo cuando pierde los nervios o se aburre. Vive para cumplir su sueño, convertirse en un pirata para vivir sin reglas, ni normas y conseguir una alta recompensa. Sin embargo, a veces es demasiado noble como para cometer fechorias muy graves. Es posible que sufra ligeros sintomas de cleptomania. Tiene un enorme sentimiento de culpa a pesar de haber elegido aquella vida, ya que sus padres querian que fuera un marine de provecho. Siempre intenta sacar una sonrisa a sus mas allegados pero cuando le tocan la fibra sensible se vuelve insoportable.

Conocimientos: Kenjutsu (estilo 1 espada), multitud de tretas y habilidad para robar, supervivencia, cierto conocimiento de las leyes.

Nivel de poder: 2
Nivel de influencia: 0

Habilidades: Comio la Doru-Doru no Mi, que le permite generar cera por su cuerpo.

¡¡CERA!!: Es la tecnica mas utilizada por Fabio. Con un movimiento rapidisimo de su mano, segrega cera por una de sus manos libres lanzandola a la cara de su enemigo cegandole. Lo utiliza como distraccion o para la huida.

Candle Fall: Fabio descarga una cera liquida y deslizante en una porcion de suelo para hacer resbalar a su victima. El terreno se vuelve casi tan deslizante como el hielo o el aceite.

Lluvia de Agujas: Crea multitud de agujas de cera endurecidas que lanza a gran velocidad por cualquier parte de su cuerpo. La dureza y el alcance depende del nivel de la Akuma.

Poisson Candle: Aplastando las capsulas de veneno e imbuyendolas en la cera que genera, Fabio puede lanzar esa cera envenenada a su objetivo. Si la cera alcanza una herida abierta o el enemigo la ingiere, quedara envenenado.

Pertenencias: Katana (propiedad de su abuelo), Log Posse, Capsulas de Veneno.


Historia: ¡Voy a ser pirata! -eso fue lo que dijo Fabio nada mas llegar su decimo cumpleaños. Sus padres no pudieron mas que torcer el gesto y desviar la mirada mientras el resto de su familia le reia la gracia pensando que aquello era una tonteria de crio. Por desgracia sus padres sabian que aquella amenaza se convertiria en realidad. Fabio, desde que nacio, ha sido el tipico culo inquieto que todo pueblecito tranquilo y apartado del bullicio ha tenido. El tipico al que regañaban dia si, dia tambien y al tipico que a pesar de desearle una muerte por horca, han tenido cierto cariño, ya que sin ese muchacho travieso, sus vidas en aquella aburrida islita serian de lo mas monotonas.

Fue por eso por lo que sus padres, amantes de la justicia y del deber, intentaron encarrilar al joven por el buen camino y para ello le apuntaron en la academia de futuros samurais que regentaba el propio abuelo de Fabio: Gilberto Ronald LeChuk. El muchacho odiaba aquellas clases y ,por norma, cualquier otra clase que tuviera de base la paciencia, la disciplina y el estudio. El queria ser un pirata, para poder navegar por el mundo y ser libre de hacer lo que quisiera. Sin padres que le frenaran su impetu de aventuras y sin estupidas leyes que pudieran retenerle en un calabozo para hacerle escarmentar.

Pero un dia su mentalidad cambiaría, y aquel hombre que le imponia disciplina y al que llego a odiar, se convirtió en su idolo.

Ocurrio un dia como otro cualquiera. Fabio aprovecho un descuido de su abuelo para soltar el boken de madera con el que le enseñaban a practicar las artes del Kenjutsu, y se dirigo a la entrada del Dojo para poder salir de alli. Por desgracia oyo como su abuelo volvia inmediatamente y unicamente tuvo tiempo para esconderse en la habitacion mas cercana, el despacho de Gil LeChuk. Su abuelo parecia no moverse del recibidor porque habia llegado una visita y se habia puesto a charlar con ella. Fabio no podia estarse quieto demasiado tiempo y comenzo a agobiarse y a recorrer la habitacion buscando una inexistente salida. Fue entonces cuando lo vio.

Detras del cuadro de la Marina que tenia en el despacho habia un trozo de tela casi imperceptible. Solo los que pudieran acercarse mucho y mirar detras del marco lo percibirian. Fabio se acercó y retirando un poco el cuadro pudo ver como el trozo de tela negra tenia la misma dimension que el cuadro. El joven retiro el cuadro sin sacarlo de su escarpia y un brote de emocion y miedo le subio por sus inquietas piernas.

¡Una bandera pirata! ¡Como las que habia visto en los periodicos y en los libros!

- ¡¿Que haces ahi mocoso?!

Su abuelo le habia pillado...

Tras una reprimenda de varios minutos y un castigo de varias horas manejando el bokken, su abuelo le permitio parar y se sento a hablar con el.

- Hijo, aquello que dijiste en tu cumpleaños. ¿De verdad lo deseas?

- Con toda mi alma abuelo.

- En ese caso...

Y Gilberto le relató la historia de como habia sido él un pirata, y que a pesar de hacer lo que ellos querian, tambien poseian cierta disciplina y necesitaban de una gran astucia y conocimientos, por eso debia estudiar y asisitir a sus clases. Su abuelo le prometio que si conseguia hacerse el mejor espadachin de la isla, él mismo le conseguiria un bote para que fuera a cumplir su sueño. Desde ese dia, Fabio atendia a las clases, mostrando bastante interes en la tematica de las leyes judiciales y de derecho, y fue progresando hasta convertirse con 14 años en el mejor de todos los discipulos de Gilberto.

Aunque no todo fue bueno. Cierto dia, llegaron unos piratas a la isla y el primero en enterarse fue Fabio. Portaban un cofre pequeño que trataban con toda la delicadeza del mundo. El estado de los piratas era lamentable, hasta tal punto que no consiguieron llegar al pueblo y cayeron abatidos en el camino. Fabio se acerco y con toda la curiosidad del mundo abrio el cofre. Una extraña fruta de color blanco era todo lo que habia dentro. Llevo el cofre a su abuelo y le explico todo aquello. Gilberto, se puso completamente serio y le prohibio volver a tocar aquella fruta, aunque le explico lo que era.

- Es una Akuma no mi. Se les llama las Frutas del Diablo, porque otorgan poderes sobrehumanos a aquellos que las ingieren. Son tremendamente peligrosas y no quiero que la toques. La guardare para evitar problemas con la Marina.

Pero las promesas de un poder sobrehumano superaron a la poca cautela que le habia infundido su abuelo. Aquella misma noche, Fabio le robo la fruta a su abuelo y se la comio.

El sabor fue extraño, sabia como a cera y la boca se le quedo pastosa. Momentos despues sufrio convulsiones y pudo ver como sus manos se tornaban de una sustancia viscosa. Grito con todas sus fuerzas, aquello era de lo que quiza le habia advertido su abuelo. Los gritos alertaron al pueblo y el batallon de la Marina que habia llegado al pueblo persiguiendo a los piratas fue la primera en acudir, al igual que Gilberto.

- ¡Abuelo ayudame! ¡No se que me pasa!

- ¡Mocoso idiota, te dije que no tocaras nada!

- ¡Quietos los dos! Quedais detenidos por el hurto de una de las Akuma no Mi custodiadas por la Marina -exclamó el capitan del batallon amenazando con el sable de la Marina a ambos familiares.

- ¡Corre Fabio! ¡Huye del pueblo! -grito su abuelo mientras desenvainaba la espada para enfrentarse al batallon de Marines.

Fue lo ultimo que supo de su abuelo, de su pueblo o de sus padres. Paso un momento por casa y dio gracias a dios porque sus padres no estaban. Cogio la katana que le habia regalado su abuelo y una brujula. Caminando a trompicones por culpa de la poca consistencia de su cuerpo que generaba cera sin parar y unido al llanto que le habia provocado aquella situacion de angustia, miedo y frustracion; Fabio consiguio llegar a la costa, alli eligio el bote mas discreto y pequeño que habia. El de un noble del pueblo que sabia de las fechorias del chico y que en aquel momento se encontraba durmiendo en una hamaca del propio bote. No habia tiempo, Fabio le tiro de la hamaca y mientras el noble se preguntaba que pasaba, el muchacho utilizo sus poderes por primera vez expulsando cera de su cuerpo para golpear con ella al dueño del bote y tirarle por la borda mientras la victima chillaba por la confusion.

A pesar de todo la huida fue sencilla y Fabio se fue calmando pudiendo recuperar la consistencia de sus extremdidades, que dejaron de segregar cera. Los siguientes dias fueron pesimos, a pesar de que mas de una vez quiso dar la vuelta para recuperar su antigua vida, una parte mas recia de el, le decia que aquella era su oportunidad para lograr su sueño, ser todo un pirata.

Fabio consiguio sobrevivir gracias a su astucia y al desarrollado arte del robo. Cruzo los mares y creció haciendose un pirata medianamente bueno y mejorando sus habilidades en el trayecto. Hace poco, a la edad de 20 años consiguio alcanzar el Grand Line, la mayor prueba para todo pirata que se precie.

Dinero: 35.000 Berries
avatar
Fabio LeChuk

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 24/02/2011

Ficha de personaje
PS:
/  (/)
PE:
/  (/)
Atributos:
AtributosAtributoNivelAtributoNivel
1
2

Volver arriba Ir abajo

Re: Fabio LeChuk

Mensaje por Kaiba el Dom 30 Sep 2012, 23:00

Ficha aceptada Smile

__________________________________________________
El trabajo de narrar... Nada más duro y placentero ^^

Kaiba
Admin

Mensajes : 670
Fecha de inscripción : 05/06/2010

http://onepiecegreatsea.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.